Oxford Punch Needle

La Reina de las agujas mágicas

Hasta el momento, es la mejor aguja de todas las que he probado. Si quieres saber cuáles han sido, te lo cuento aquí. Con esta aguja podrás bordar durante horas sin cansarte. La simplicidad de su diseño y su mango ergonómico la han convertido en mi favorita.

En esta página te voy a explicar cómo se enhebra esta aguja mágica, cómo se usa; las medidas disponibles, sus ventajas y características más reseñables. También encontrarás una comparativa con otras agujas mágicas y te cuento cómo se creó.

Como ya te he contado en la sección Tu kit de Punch Needle, la principal característica de esta aguja es su acanaladura longitudinal, que facilita enormemente el enhebrado. Debido a que las agujas mágicas, y también la Oxford, tienen el ojo en el mismo extremo que la punta, el enhebrado de esta herramienta se puede hacer realmente rápido: con un sólo movimiento, se inserta la punta de la lana por el ojo (paso 1), y casi de una vez se desliza un tramo de lana por esa acanaladura, dejando la aguja lista para su uso en un pis-pas (pasos 2 y 3).

Cómo se enhebra la Oxford Punch Needle

En estas imágenes te muestro el movimiento que debes hacer con tus manos para enhebrar tu aguja, ¡es muy sencillo!

Aprende a usar la Oxford Punch Needle

Una vez que tienes enhebrada tu aguja, ya puedes empezar a dar puntadas sobre la tela tensada en un bastidor. La mejor tela para bordar con esta aguja se llama monk’s cloth, y el mejor bastidor es el marco de gripper strips.

Hay que ir pinchándola con la aguja en posición perpendicular, como si usásemos un punzón. En este vídeo te enseño lo fácil que es:

Cómo funciona la Oxford Punch Needle

Hubo varias cuestiones que me resultaron algo dificultosas al aprender esta técnica:

  • Dar todas las puntadas iguales
  • No dejar «calvas» sin bordar en la tela de base al ir superponiendo las distinas filas
  • No enganchar los bucles de lana con la aguja al ir pinchando la siguiente fila

Pero gracias a la comodidad de esta aguja, pude ir resolviendo todo esto rápidamente, ya que la mano apenas se cansa y te permite bordar durante horas.

Medidas de la Oxford Punch Needle

Existen varias medidas de esta aguja; por un lado, distintas longitudes de aguja que crean bucles más o menos grandes y, por otro, distintos grosores, para usar con lana gruesa o lana fina. Cada una de las medidas tiene, por tanto, dos versiones: gruesa («regular») y fina («fine»):

Medidas de la oxford punch needle
Imagen cortesía de The Oxford Company
  • #8 regular – bucles de 1,27 cms.
  • #8 fine – bucles de 1,27 cms.
  • #9 regular – bucles de 95 mms.
  • #9 fine – bucles de 95 mms.
  • #10 regular – bucles de 6,35 mms.
  • #10 fine – bucles de 6,35 mms.
  • «The Mini» #14 – bucles de 3,2 mms. (sólo está disponible en la versión «fine»)
  • «The Mini With Heels» #13 – bucles de 4,76 mms. (sólo está disponible en la versión «fine»)

Pero, ¿qué aguja me compro para empezar?

Sin duda alguna yo te diría que la #10 regular, por varios motivos:

Ventajas de la Oxford Punch Needle #10 regular

  • Te permite usar lana gruesa, que suele ser el objetivo cuando te inicias en el punch needle.
  • Es apta para bordar con otras fibras como tiras de tela e incluso combinar dos o más lanas finas.
  • Al ser la más corta (de las gruesas), hace los bucles más pequeños, sí, pero esto te ayuda a evitar los típicos enganchones de principiante.
  • Al hacer los bucles más pequeños, tu diseño quedará mejor definido y podrás hacer más detalles (cuanto más grande es el rizo, menos definido queda el dibujo, como si fuesen píxeles más grandes).
  • Gastarás menos lana.

Si quieres tener una segunda opción para combinar con esta (es decir, si quieres comprarte una segunda aguja además de la #10), te sugiero:

  • O bien comprarte la #8 regular, que es la más larga, si quieres hacer diferenciaciones en cuanto a la longitud de rizo.
  • O bien la #10 fina, si lo que quieres es hacer diseños con más detalle (lo lograrás usando lana fina).
  • También puedes comprarte la #8 fina para hacer bucles más largos y más finos (pero debes tener en cuenta que a mayor longitud de bucle, menor capacidad de dar detalle).

Estas son mis sugerencias para empezar, pero ya verás cómo poco a poco querrás ir haciéndote con todas y así ir ampliando tus opciones!

Todo lo que tienes que saber antes de comprar la Oxford Punch Needle

  • Está diseñada y patentada por Amy Oxford.
  • Se fabrica en EEUU.
  • Es de una altísima calidad; su mango torneado en madera de arce la hace verdaderamente confortable.
  • Existen varias medidas y grosores; con la que conseguirás un aspecto más similar a las alfombras tradicionales de rug hooking es la #10 regular.
  • La caja incluye un libro de instrucciones y un medidor de puntadas.
  • La tela más recomendable para usar esta aguja es el monk’s cloth, pero te animo a investigar otras opciones.
  • El mejor bastidor para usar con esta aguja se llama gripper strip frame o «marco de tiras de agarre». Lo puedes encontrar aquí.
  • Además de lana, puedes usarla con otras fibras como tiras de tela o incluso de plástico, ¡imaginación al poder!
  • Una vez que la pruebes no querrás usar otra

Tabla comparativa de la Oxford Punch Needle vs otras agujas

A continuación te muestro una tabla comparativa sobre distintas cualidades de esta maravillosa aguja, y la comparo con otras muchas que he usado. Puedes recordar cuáles son volviendo a la sección Tu kit de punch needle. ¡Espero que te sirva de ayuda a la hora de elegir tu aguja ideal!

Pero, ¿qué conllevan estas características?

  • Regulable: permite variedades de rizo con una misma aguja.
  • Longitud de rizo: versatilidad en un mismo bordado.
  • Grosor: agujas gruesas: aptas para bordado XL.
  • Enhebrador: las agujas con enhebrador: cuestan un poco más de enhebrar.
  • Ergonomía: las agujas con un agarre más ergonómico harán que se te canse mucho menos la mano.
  • Esfuerzo de penetración en la tela: cuanto más esfuerzo, más te cansarás y más sufrirá la tela.
  • Material de la aguja: el metal atraviesa muy bien la tela.
  • Material del mango: las agujas de madera son más amables con el medio ambiente y más agradables para la mano.
  • Calidad de los materiales: a mayor calidad de los materiales, mayor calidad en el bordado; más comodidad de uso y la aguja será más duradera.
  • Precio: te puede limitar según tu presupuesto
  • Disponibilidad en España: puede condicionar que la compres o no.
  • Otras ventajas: le dan un plus a la aguja.
  • Otras desventajas: le restan puntos a la aguja.
  • Calificación final: mi opinión basada en mi experiencia.

Cómo nació la Oxford Punch Needle

Amy Oxford es una artesana estadounidense que lleva practicando el arte del rug hooking desde 1982. Si quieres conocer la diferencia entre rug hooking y punch needle, te lo cuento aquí. Según explica ella misma, había llegado un punto en que lo practicaba más de 8 h. al día para completar sus encargos, por tanto comenzó a ser muy necesario buscar una herramienta que no dañase sus manos tras un uso prolongado y con la que no tuviese que hacer demasiada fuerza; que le permitiese, por tanto, practicar durante horas sin cansarse. Así es cómo, en 1995, inventaría la Oxford Punch Needle.

Después de trece años creando alfombras artesanalmente, sabía perfectamente qué necesitaba de una aguja: que fuese confortable a la vez que estuviese fabricada con materiales de alta calidad. La máxima a seguir en su diseño era, por tanto, que fuese ergonómica a la vez que tuviera la capacidad de deslizarse suavemente a través de la tela, sin apenas esfuerzo.

Y así es cómo, en colaboración con el ingeniero Greg Fremstad, logró crear su propia aguja. A diferencia de las que había disponibles hasta entonces, que tenían un mango afilado del grosor de un lápiz y requerían asir la herramienta con gran fuerza, Amy Oxford buscaba un mango torneado y grueso que permitiese bordar con la mano más relajada. Para crear alfombras o labores de punch needle, se requiere un movimiento muy repetitivo; por tanto, con esta aguja ergonómica, la mano se cansa mucho menos. La forma permite gran comodidad de uso tanto al empujar la aguja contra la tela como al tirar de ella hacia arriba.

Después de hacer varios prototipos y testarlos con decenas de artesanas experimentadas, la Oxford Punch Needle que conocemos hoy resultó ganadora. Curiosamente, muchas de esas artesanas se referían a ella como «La Reina», por su semejanza con la pieza de ajedrez; quizá como un augurio de que se convertiría en la reina de las agujas.

Hoy en día, Amy Oxford ha pasado de ser una artesana de alfombras a ser una artista de reconocido prestigio, que además dirige The Oxford Company, con sede en Vermont. Una empresa de Oregón fabrica las partes metálicas y otra de Maine, los mangos torneados con madera de arce. El ensamblaje final se hace manualmente en la propia compañía y antes de poner a la venta cada aguja, se aseguran que cada una de ellas funciona correctamente.


¡Espero que todo lo que te he contado sobre esta fantástica aguja te anime a hacerte con la tuya para que no pares de crear!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *